Por: Mg. Pablo Moreno Romaní.

Coordinador de Calidad e Innovación Educativa
Universidad de Ingeniería y Tecnología UTEC

Las acreditaciones nacionales o internacionales de carreras de ingeniería y tecnología i+t se logran demostrando que la calidad de los procesos administrativos y de docencia cumplen estándares establecidos por la profesión para la cual se preparan los estudiantes.  El producto final de una buena educación superior es un egresado titulado insertado en el mercado laboral que disponga de competencias demandadas, que reconozca en el aprendizaje continuo una forma de hacer frente a los retos de la vida. En esta línea, las instituciones de educación superior que vinculan sus estrategias con las tendencias de la industria y mercados laborales contribuyen efectivamente a la satisfacción de las necesidades de la sociedad en conjunto. Este ensayo pretende exponer que la implementación de un plan de mejora continua para programas i+t que dinamice el trabajo empresa- academia puede mejorar el logro de competencias esperadas en los egresados y mejorar o mantener la empleabilidad de los mismos.

Publicado en Editorial

Lima 03/08/12, (La Primera) El decano del Colegio Médico del Perú, doctor Juan Villena, reconoció que el aumento de facultades de medicina en el país ha disminuido el nivel y conocimientos de los profesionales médicos por lo que demandó mayor control de las autoridades respectivas a fin de verificar las condiciones y requisitos para la enseñanza de esa profesión.

Publicado en Noticias

Lima, 30/07/12 (MINEDU) Más de mil maestros de todos los niveles de enseñanza del país, participarán en la decimoquinta edición consecutiva del Congreso Nacional de Educadores que se realizará en Lima desde mañana 31 de julio hasta el 2 de agosto y cuyo tema central será “Creando una cultura de calidad educativa”. 

Publicado en Noticias

Lima, 10/07/2012 (Diario Gestión, Luis Triveño) La calidad de la educación en el Perú es probablemente uno de los temas más importantes de la agenda por la inclusión social. Hoy, la situación es precaria.

Los alumnos peruanos en promedio se encuentran a la cola en términos de conocimientos y compresión frente a sus pares a nivel mundial. En el 2001, cuando se aplicó la prueba PISA (Programme for International Student Assessment), de 45 países participantes, Perú terminó en el último puesto tanto en lectura, matemáticas y ciencias. Ocho años después en la prueba del 2009 realizada por PISA, Perú se ubicó en el puesto 62 en lectura, 60 en matemática y 63 en ciencias de 65 países participantes. Así, se ubicó en el puesto 63 de 65 en total. Los dos países que Perú superó fueron Azerbaiján y Kyrgyzstan, países que no participaron en el 2001. Es decir, Perú no ganó terreno frente a ninguno de los mismos países con los que se midió anteriormente en el año 2001.

Publicado en Noticias